La prosperidad de Argentina, Italia, Londres y Nigeria en el evento de la Fundación Clinton

(En Nueva York, Estados Unidos) Líderes de los tres países y la ciudad inglesa fueron moderados por el ex presidente norteamericano Bill Clinton ayer en la mañana, en el marco de la celebración del encuentro anual de la Iniciativa Global Clinton, de la respectiva fundación. Guiños y diferencias, optimismo por sobre un contexto actual de desafíos; los elementos más destacados de un panel internacional.

“Agradezco a los presidentes y líderes del mundo por su presencia hoy en este evento, por creer estos años en lo que se mostró recién en el video”. Un video que mostraba partes de discursos de un ex presidente de los Estados Unidos, que esbozaba los motivos que dieron origen a la organización, que describía las acciones llevadas a cabo desde entonces. Un orador que abría la ceremonia y era, ni más ni menos, que Bill Clinton. Reconocido con aplausos y reconocimientos de pie por su labor pasada como máximo líder del país, hoy acompaña y apoya a su mujer, Hillary Clinton, en un camino que puede llevarla a ocupar el mismo cargo que él desempeñó hace unos años: la presidencia de Estados Unidos. Sin embargo, ella no estuvo en el evento celebrado ayer, en el marco de un fuerte operativo policial que recorrieron la zona del Times Square, en lo que se considera la Iniciativa Global Clinton de la Fundación Clinton.

Entre esos agradecimientos, fue un panel particular el que se llevaría el mayor interés y reconocimiento de la primera jornada. Bajo el lema “Asociación para la prosperidad mundial”, y moderado por el propio Bill Clinton, se llevó a cabo un panel que, más que intercambio de ideas e interacción, pareció ser más una exposición de preguntas y respuestas, previamente acordadas y con cierta brevedad de duración. Los oradores (u expositores): Sadiq Khan, Mayor de Londres, Inglaterra; Mauricio Macri, presidente de Argentina; Mateo Renzi, primer ministro de Italia; Ngozi Okonjo-Iweala, ex ministra de Finanzas de Nigeria.

En lo que consideró “devolverle la esperanza a la gente de Argentina”, Clinton le otorgó el inicio de la palabra a Macri quien expuso algunos de los elementos que ya un argentino ha escuchado en más de una ocasión, pero que para el mundo exterior podrían resultar novedosos: “los argentinos votaron por un cambio”, “las difíciles decisiones tomadas como consecuencia del gobierno anterior”, “la apertura al mundo”, “la búsqueda de inversores que vuelvan a estar interesados en el país”, “los grandes recursos humanos y naturales que tiene el país”, “el éxito del evento financiero realizado una semana atrás”, “la apuesta a las energías renovables, pero también a la energía no convencional”. Incluso, mencionó uno de sus objetivos de la campaña presidencial: alcanzar la pobreza cero. Al respecto, mencionó que el país ahora tiene el 30% de los ciudadanos por debajo del nivel de la pobreza.

Acto seguido, fue el turno de Renzi para colocar a la Unión Europea en el centro del debate y de los cambios que aún necesita ser para liderar el mundo de una forma sostenible en el tiempo. En este sentido, aseguró: “Tenemos la gran oportunidad de darle un mensaje a Europa. Creo en Europa como un espacio de innovación”. Pero también no olvidó uno de los mayores problemas que históricamente ha afectado a su país: “Tenemos que reducir el nivel de corrupción política”.

Pero no fueron los dos máximos mandatarios los que se llevaron el protagonismo del panel (incluso tampoco su moderador), sino que lo hicieron en continuidad sus otros dos participantes. “Mostramos que una campaña positiva era posible”, expresó Khan para referirse a la campaña que le permitió alcanzar la alcaldía de Londres y posteriormente subrayar a la ciudad inglesa como una de las que votó a favor de la permanencia en la Unión Europea en el conflictivo contexto del Brexit: “Estoy orgulloso de que Londres haya votado para quedarse en la Unión Europea y fue gracias a describir esa conexión emocional de los beneficios que implicaba, de lo que significa ser europeo”. Lejos de tenerlo miedo a un actual contexto electoral en los Estados Unidos, uno de las distintas ovaciones recibidas por Khan fue por vincular el Brexit con la dura campaña de Donald Trump: “La campaña del Brexit se gestó con otra campaña que se está desarrollando aquí en noviembre próximo”. Clinton se refirió a él como un ejemplo de positivismo e independencia.

Como última oradora, pero no menos importante, y como única mujer de un panel liderado por hombres, Okonjo-Iweala hizo sentir su voz al proponer dejar a un lado los logros de cada uno y buscar “cuáles son las cosas que nos unen a todos, que les permitan darle prosperidad a las personas”. En ese sentido, se mostró crítica del deber político: “¿Qué ocurre cuando el sistema no es lo suficientemente fuerte como para resolver los problemas que vivimos en el mundo de hoy?”.

En lo que intentó mostrarse como un panel “entre amigos” (como algunos de ellos mismos lo aseguraron), Macri inició sus palabras bromeando con Renzi debido al pasado común como alcaldes de ciudades y el actual puesto máximo que ocupan en sus respectivos países, y dirigió la broma hacia Khan respecto de si podría seguir sus pasos a futuro. Lejos de seguir los guiños, Okonjo-Iweala fue contundente en su discurso y se retomó las palabras de Macri: “Un país rico como Argentina no tendría que tener un nivel de pobreza del 30%, sino que la pobreza debería estar en los índices más bajos”.

El panel concluyó entre risas cuando Renzi y Macri invitaron públicamente a Clinton a la reunión del G7 y G20 que se llevará a cabo en sus países en los próximos dos años, no como ex presidente de Estados Unidos sino como futuro “primer caballero” del país.

Tais Gadea Lara • 20 Septiembre, 2016


Previous Post

Next Post