“Todos somos dueños de la Tierra”

Elena Roger y Mariano Torre forman una pareja que no sólo comparte el amor por los escenarios. Tienen conciencia de que el planeta requiere de formas de vivir diferentes y han descubierto en Tierra del Fuego el lugar para emprender un proyecto sustentable.

Se pueden reciclar cosas que creemos descartables y construir así un hábitat que sea respetuoso del espacio que nos rodea. La propuesta arquitectónica del norteamericano Michel Reynolds, el Earthship responde a esa idea, compartida por Elena Roger y Mariano Torre de crear las condiciones para una vida radicalmente sustentable. Y lo que comenzó siendo una casa en “el fin del mundo”, se convirtió hoy en un documental Navetierra: un nuevo mundo en el fin del mundo que busca inspirar sobre la vida, los sueños y la necesidad de promover un cambio.

Desde que Michael Reynolds les dijo que vendría a Ushuaia para construir el Earthship, ¿Pensaron en hacer el documental o la idea surgió después?

Mariano Torre (M): Es una película que se hizo casi sin proponérnoslo. Nunca la imaginamos hasta el momento que nos dimos cuenta de que había que filmar lo que teníamos delante nuestro. Empezamos averiguando por un techo verde y terminó en un documental con todo lo que pasó entremedio. Es un viaje del que queríamos dejar registro.

Elena Roger (E): Para nosotros Ushuaia es una porción reducida del planeta, un ejemplo perfecto de lo que es la polución, la naturaleza afectada por el desarrollo humano y cómo intenta sobrevivir frente a todo lo que le hace el hombre con la pretensión, supuestamente, de evolucionar. Queremos que la gente se informe sobre lo que ocurre en este pequeño lugar, que es como si fuera el mundo y que se informe qué puede hacer para cuidarlo.

Una primera instancia fue el proyecto del Earthship en Ushuaia y otra, complementaria, el documental Navetierra… ¿Qué es lo que buscan generar a través de esta producción cinematográfica? 

M: Primero, contar nuestro viaje. Segundo, cuando se estaba construyendo el proyecto, hubo una energía muy fuerte, de mucho amor, de entrega, de trabajo en equipo. Nos encontramos con otras personas y entendimos que la realidad es muy subjetiva, que cada parte del mundo se vive casi como si fueran mundos diferentes. A través del documental buscamos simplemente hacer pensar.

E: Una de las cosas que nos interesa con Mariano es lograr que este documental sea inspiracional. No queremos que sea sólo una información ambientalista, que sí fue nuestro objetivo con la casa.
Mientras estábamos trabajando en Ushuaia nos inspiró el hecho de que todas las historias de vida eran de personas que querían continuar con el proyecto, que querían aprender a hacer este tipo de casa, que querían ser distintos, que querían tratar al planeta de diferente manera, que tenían una conciencia muy fuerte respecto al ambiente.

Ambos son actores, ¿Cómo vivieron la realización del documental a partir del rol desde la producción y la realización? 

M: Nos juntamos con la gente de la productora Green Tara que son los que se ocupan de la parte ejecutiva. Después, todo el resto quedó a cargo de Elena y de mí. Escribí el guion con Diego Vago, pero fue releído con Elena varias veces. Somos nuestro propio equipo y nos vamos juntando con gente maravillosa que está en el mismo plan de comunicar.

E: En el documental, somos las personas que relatamos lo que sucede y también si se necesitaba una entrevistadora iba yo y lo hacía. Creo que lo que más se va a ver es lo que dicen los entrevistados, que es lo más interesante. Nuestro rol es variado: de repente somos los que caminamos por Ushuaia y después los que hablamos con la gente.

Le pusieron mucha energía a este proyecto. ¿Cómo creen que todo esto los influyó como pareja, padres y familia?

M: Creo que por la relación con Elena es que puede nacer el Earthship, o sea una cosa potencia la otra. Pero nace de tener con Elena una relación de amor pleno, libertad para investigar en el aspecto que sea y acompañar, preguntar –para mí la base de todo es ser curioso. Primero es Elena, después es el Earthship y el Earthship es Elena.

E: Somos actores y quizás deberíamos estar ocupándonos de actuar. Embarcarnos en algo así es un proyecto de vida, dejar algo a la humanidad que tenga que ver con la sociedad toda. Es muy importante para nosotros el ambiente. Mariano nació en un lugar rodeado de naturaleza y ve cómo, año a año, se va destruyendo. Pienso en Bahía (mi hija), mis sobrinos y sus hijos y quiero que vivan de la mejor manera. Todos somos dueños de la Tierra. Yo quiero poder dejar una semilla para que ni nosotros ni nuestras generaciones futuras dejen que nadie se apodere de nuestros recursos naturales.

 

Más información. ¿Qué es un Earthship?

Se trata de una construcción que aplica la sustentabilidad a la arquitectura a partir del principio “una casa que utiliza residuos y genera recursos”, contrario a las construcciones convencionales. Un earthship se elabora a partir de la reutilización de residuos, como botellas de vidrio o  neumáticos, utiliza energía solar y eólica, y promueve un proceso circular de aprovechamiento de recursos.

| Artículo publicado en Revista Ecosistema |

EarthshipElena RogerMariano TorreMichael Reynoldsresiduos

Tais Gadea Lara • 22 Agosto, 2015


Previous Post

Next Post