Toronto: protagonista del cambio (climático)

(Desde Toronto, Canadá) En el año donde la mirada global está puesta en lo que pueda llegar a ocurrir en la Conferencia de las Partes (COP21) en diciembre en París, esta segunda semana de julio la atención en la lucha frente al cambio climático viró rumbo a la ordenada, alegre y siempre activa ciudad canadiense de Toronto.

Mientras preparaba mi valija para realizar las casi 20 horas de vuelo que separan Argentina de Canadá, el pasado domingo 05 de julio más de 10.000 personas marchaban por las calles de la ciudad de Toronto exigiendo medidas concretas y reales para hacer frente al cambio climático. La movilización, bajo la organización deToronto 350, superó todas las expectativas y se basó en tres ejes concretos: la justicia climática, las garantías de empleo en condiciones respetables, y la preocupación en la situación actual del clima.

Huellas de ese reclamo se repitieron con firmeza ayer, miércoles 08 de julio, en las puertas del Fairmont Royal York, en pleno downtown de la ciudad, donde manifestantes exigían desde temprano la toma de responsabilidad y acción frente a las problemáticas ambientales locales a las respectivas autoridades que se harían presentes tanto en el Climate Summit of the Americas como en el International Economic Forum of the Americas.

“El principal gran desafío que tenemos es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para poder salvar al planeta”, aseguró Glen Murray, ministro de Ambiente y Cambio Climático de Ontario, para dar comienzo al Climate Summit of the Americas, un evento que reúne a los representantes de las diferentes jurisdicciones panamericanas, líderes indígenas, grupos ambientales y la industria para alcanzar dicho propósito y alcanzar un sistema de crecimiento económico basado en niveles bajos de carbono y un mayor compromiso ambiental.

Por su parte, la premier de Ontario, Kathleen Wynne puso el énfasis en la urgente necesidad de tomar conciencia de que el tiempo del cambio es hoy y de que París representa una gran oportunidad que, como humanidad, no podemos perder. “El cambio climático no es un tema ya de discusión, sabemos que es real y que es una problemática global”, aseguró y agregó: “Tenemos que tener cuidado cuando hablamos de ´crecimiento´ para que no sea en detrimento del planeta”.

La premier fue contundente respecto de la responsabilidad actual de los seres humanos frente al cambio climático para las generaciones presentes y futuras: “Durante mucho tiempo supimos lo que teníamos que hacer y no hicimos nada, o hicimos poco. Llegó la hora de que hagamos lo que sabemos que debemos hacer. Ser abuela me permitió tener una nueva perspectiva. ¿Qué pasa si mis nietos me preguntan qué hice por mi planeta cuando podría haber hecho algo? ¿Por qué nuestra generación falló? Es algo que no me puedo permitir que ocurra”.

El gran cambio que está por venir

La segunda jornada de exposiciones del Climate Summit of the Americas contará hoy con la participación del ex vicepresidente de los Estados Unidos y activista ambiental,Al Gore. Su visita a la ciudad canadiense se enmarca dentro de la realización de un nuevo training de su organización, Climate Reality Project.

Aquí, en medio de la primavera del Norte, más de 650 personas de más de 40 países de todo el mundo, serán entrenadas por Al Gore y otros expertos en la temática con el propósito de convertirse en Líderes en Cambio Climático, y expandir la concientización y la promoción de un cambio de acción a sus respectivas ciudades, provincias o estados, países, regiones.

A través de un grupo de mentores, los participantes serán protagonistas de dos días intensos de trabajo y capacitación con los referentes locales e internacionales más destacados en la temática del cambio climático. La semana concluirá con un día deacción en el que los nuevos líderes de Climate Reality Project comenzarán con su labor en las calles del centro de Toronto para contribuir en la toma de conciencia sobre la importancia de este año y el acuerdo que se firmará en París en diciembre próximo.

Una semana que en una simple, pero a la vez intensa, Toronto refleja lo que está ocurriendo en el mundo entero este 2015: distintos sectores de diferentes partes del mundo están empezando a hacer oír su voz, a intercambiar opiniones, a pensar juntos la manera de sí alcanzar sus intereses y objetivos, pero no hacerlo en contra del planeta, sino en una relación de equilibrio, eficiencia y sustentabilidad con él y entre sí. En definitiva, como afirmó Wynne, “se trata de la única casa que tenemos para vivir”.

| Artículo publicado en Sustentator |

cambio climáticoCanadáToronto

Tais Gadea Lara • 9 Julio, 2015


Previous Post

Next Post